Todo lo que debes saber sobre el Microcemento

Microcemento en paredes

Lo funcional es mejor que lo bello, porque lo que funciona bien permanece en el tiempo.” Ray Eames.

No seremos nosotros quienes le quitemos la razón a esta pionera en el diseño de muebles, pero sí creemos en la búsqueda y la unión de ambos conceptos: la belleza funcional.

Es justo eso lo que se consigue con un material como el microcemento.
Y es que desde que el estilo industrial se consolidó como una de las principales tendencias en interiorismo, el uso del microcemento ha sido imparable.

Si te interesa conocer a fondo este revestimiento, no dejes de leer porque tenemos un post de lo más completo.

Empecemos por el principio:

¿Qué es el microcemento?

El microcemento es un material de gran adherencia que se usa como revestimiento. Está compuesto a base de cemento, resinas, aditivos y pigmentos minerales con los que pueden conseguirse diferentes tonalidades y acabados.

Este material destaca porque, gracias a su gran adherencia, se coloca directamente sobre casi cualquier tipo de material.

Además, se trata de un revestimiento finísimo, de solo tres milímetros de espesor que minimiza el tiempo de aplicación. Utilizar microcemento también minimiza el tiempo de obra porque no es necesario levantar ningún material previo del suelo o paredes ni por lo tanto desescombrar.

Otorga a las superficies un acabado continuo sin juntas ideal para conseguir ese efecto moderno que tanto nos gusta a los amantes del estilo industrial.

¿Para qué sirve el microcemento?

Ejemplo de instalación de icrocemento en paredes

 

Usos y aplicaciones

Como ya hemos comentado es un revestimiento. Es ideal para cubrir casi cualquier tipo de superficies como: hormigón, cemento, azulejos, baldosas, yeso, pladur, metal, plástico, gres, mármol, y un largo etc.

La aplicación del microcemento puede llevarse a cabo tanto en horizontal como en vertical, por lo que abarca suelos, paredes, techos, zonas de estar en interior pero también en exteriores, piscinas, baños, cocinas, placas de ducha de obra, incluso muebles.

Sus aplicaciones en decoración casi infinitas.

Colores del microcemento

El color por defecto del microcemento es el gris, por la base de su naturaleza cementosa.

Pero ¡todo por el cliente!

Como suele ocurrir, la demanda de soluciones cada vez más avanzadas y de distintos colores ha hecho que los fabricantes presenten una carta de tonalidades y texturas mucho más amplia. Esto es posible gracias a que se añaden pigmentos al compuesto, para darle la coloración deseada.

Hay que tener en cuenta que la apariencia y el color final del material puede variar respecto al color de la carta por tratarse de un proceso manual en el que influyen las proporciones, la forma de aplicar el material y la experiencia de la persona que lo aplica.

A continuación te enseñamos nuestra carta de colores:

Nuestra carta de colores de microcemento

 

Acabados del microcemento

Respecto a los acabados, hay cuatro acabados principales:

Supermate sin absolutamente nada de brillo.
Mate.
Satinado. Es un microcemento intermedio entre el acabado brillante y el mate y uno de los más solicitados por su aspecto moderno.
Acabado brillo de aspecto mármol.

Dependerá de tus gustos y de la zona en la que vayas a utilizar el revestimiento el utilizar un acabado u otro.

Ventajas e inconvenientes de utilizar microcemento

En este punto ya puedes imaginarte que el microcemento es un material muy versátil y tiene muchas ventajas, pero vamos a enumerar las más interesantes:
Sin obras ni todo lo que ellas conllevan: ruidos, escombros, polvo…
Gran adherencia a cualquier superficie: cerámica, azulejo, terrazo, gres, pladur y muchas otras.
Es tan fino que no supone ningún problema para la carga del edificio. Incluso en la mayoría de ocasiones no es necesario ni rebajar puertas. No obstante, en pisos antiguos sí puede ser necesario cepillar las puertas porque suelen ir muy justas al suelo. En cualquier caso, este tipo de cosas son las que valora el profesional encargado de colocar el revestimiento.
Mantenimiento y limpieza muy sencillos, con agua y jabón neutro.
Material muy resistente a la temperatura y al desgaste.
Acabado único por su aplicación y mezcla artesanal.
Es impermeable y esto lo convierte en el revestimiento ideal para baños y cocinas.

Microcemeto para baños

 

Inconvenientes

Entre los inconvenientes que encontramos en el microcemento, los más conocidos son:

No se puede aplicar sobre parqué, tarima flotante o madera natural porque las juntas y aperturas que se producen en la madera por movimientos de contracción y dilatación afectan al microcemento.
Rayas y otras marcas. Aunque estamos hablando de un material muy resistente, hay que evitar arrastrar muebles pesados o clavar porque pueden aparecer rayas y arañazos.
Manchas. Al parecer sencillo de aplicar, mucha gente lo intenta por si sola.
Si no eres un experto, pueden aparecer manchas de humedad durante la aplicación o después causadas por una mala previsión del tratamiento previo de la base, por lo que lo más recomendable es que le confíes la tarea a un profesional.
Un golpe durante la aplicación puede maltratar el barniz y dar lugar a futuras filtraciones y manchas.

3 cosas más que te gustará saber de este material

A continuación te contamos algunas curiosidades más sobre el microcemento

¿Desde cuándo se utiliza?

Al contrario de lo que podemos pensar, el microcemento no es un material moderno. Su historia comenzó en la década de 1930 cuando científicos británicos crearon una mezcla de cemento con caucho que resultó tener altas propiedades anticorrosivas. Por este motivo se empezó a utilizar este producto en la industria de la construcción naval para revestir los cascos de los buques de acero y aumentar la protección contra la corrosión.

¿Cuánto dura puesto?

Se trata de un material resistente y duradero en el tiempo, siempre y cuando se realice el mantenimiento indicado.

¿Qué mantenimiento requiere?

Nuestros consejos de mantenimiento son los siguientes:
El cuidado que debemos tener con el microcemento es muy parecido al que tendríamos en un suelo de parqué: limpieza con agua y jabón neutro, estando prohibidos los productos abrasivos como la lejía o el amoníaco.
Evitar encharcamientos y humedades. Aunque su impermeabilidad lo hace ideal para su instalación en baños, no es recomendable un encharcamiento continuado dejando reposar el agua sobre el pavimento revestido.
Evitar elementos que puedan rayarlo teniendo cuidado de no arrastrar muebles pesados y elementos que podrían perjudicar su apariencia. Siempre es mejor levantar y apoyar que arrastrar.

Para finalizar el artículo desde aquí queremos animarte a utilizar este material porque dará a tus paredes y suelos una personalidad y un acabado moderno que es difícil de conseguir de otra forma.

 

Microcemento en paredes para baños y cocinas

 

 

 

SergioCaurin
SergioCaurin
Ofrecemos un servicio profesional de pintura para su casa, habitaciones, locales comerciales, fachadas y más con presupuestos económicos. Puede contactarnos al teléfono 649 26 22 36 o a través del correo electrónico info@pintorenvalencia.com